Los perros y gatos son los animales que más comúnmente se tiene como mascotas en los hogares, por lo cual es necesario tener medidas de salud indispensables, que tanto son benéficas para ellos como para nosotros como dueños.

La desparasitación es un procedimiento mediante el cual se eliminan los parásitos que la mascota puede albergar al interior de su cuerpo o entre su pelaje. Además, sirve como medida preventiva, de esta manera se evitará que se deteriore la salud del perro o gato e impedir que no transmita alguna enfermedad.

Desparasitación externa:

Los parásitos externos que se pueden encontrar en los perros y gatos son pulgas, garrapatas, ácaros y piojos. Este tipo de bichos corretean en la piel del animal y pueden causar mucha picazón.

Para ello, hay que realizar una desparasitación con tratamientos antipulgas y antigarrapatas que vienen en distintas presentaciones: pipetas, spray, collares y tabletas masticables.

Desparasitación interna:

Dentro de los parásitos internos podemos encontrar diversas especies de lombrices y protozoos que producen vómito, diarreas, hemorragias y obstrucciones intestinales. Maltratan el sistema digestivo de los perros y gatos, e incluso pueden pasar al cuerpo de los seres humanos y causarles problemas de salud.

A través de suspensiones orales y otros medicamentos, permite liberar a los gatos y perros de estos parásitos.

Artículo creado con información de Ocico.co.